Sola 


Pretendo quedarme en silencio cuando por ti preguntan, prefiero fingir sonriendo que nada me asusta. Y muchos saben, o lo presienten, que no estoy siendo sincera. Y hay algunos que se entristecen porque sali de mi esquema. No intento cambiar acciones que realice, no puedo cambiar la vida que yo acepte. Cuando estoy sola recorro páginas de libros pequeños, leo poemas que desde siempre quise tenerlos. Se que no es bueno sentirme dueña de 20 de ellos, pues ahora Neruda esta inseguro de ” Las cruces de fuego”. Miro de lejos un riachuelo lleno de flores, miro de cerca en el espejo reflejo ajeno y llamaradas de esas que brotan sin más ni menos y cuando las quieres tan solo se pierde como los truenos. Escondo frases en mi cartera, por si te encuentro, recorro bares y tomo fotos para el recuerdo, no encuentro el mundo de ese que habla Ciro Alegría si toda mi vida no he encontrado ” lo ancho y ajeno”. Sueño despierta viendo las nubes como se mueven. Creo estar cerca de esas personas que me quieren. Cierro los ojos no veo nada, no veo a nadie. Siento que Paz-Octavio me ha dejado sola en “la calle”. La esperanza se ha marchado y aun sin verte Becquer suele decir que volverás, aunque no descifro si es que tú o mi vida alegre, son las “oscuras golondrinas” de las que suele hablar. Cierro el libro repitiendo de memoria el “poema de la despedida” de Ángel Buesa, se que es la más hermosa forma de decir adiós. Y aunque no lo entiendas, ni lo recuerdes esa historia fue de las dos. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s