La constelación N° 45 


Dicen que las constelaciones, son formas imaginarias por las estrellas y yo cada noche corro como una niña pequeña con un tazón de té y libro en mano hacia el balcón para imaginar tu sonrisa en ellas. 

Y pienso que el poeta griego Arato de Solos, olvido escribir sobre las constelaciones y fenómenos celestes que se esconden bajo tu nuca. 

Lo comprendo, nunca pudo describir la constelación N° 45, porque jamás pudo recorrer los lunares de tu espalda, uno a uno y como hablar de lo desconocido, apuesto lo que queráis a que Arato no era consciente de todas las estrellas que se camuflaban tras esos lunares y no sabia que eran el reflejo de tus ojos cuando miran las estrellas donde abita el signo del zodiaco, pero no le culpes, aún hay millones de personas mirando al cielo a buscar su símbolo, que ingenuos no sabe que todas sus respuestas se encuentran en tu mirada, o más bien, bendita ignorancia porque no todos pueden mirarlas. He de admitir que tengo complejo de astronauta, que cierro los ojos, cuando se acaba el té, y con el sonido de los coches no hago más que imaginar que vuelvo en cohete hasta tus brazos, tiendo la mano y tú en tu locura aceptas viajar conmigo, como dos seres irracionales. Imagino como recorremos la vía láctea, besándote en Neptuno, calmando tu ser en Júpiter, quemándonos en Marte y recorriendo el anillo de Saturno, bajando por tu cintura hasta encontrarnos allí en Venus, encararnos al sol, explicarte que el planeta tierra nunca estuvo hecho para ti ni para mí. 

Quitarles a esos que se hacen creer que son seres racionales, que se queden con todos los 365 días, con todas las teorías de espacio y tiempo que ni Vygotski, ni Willy Fog, dieron la vuelta a todo el sistema solar, como para poder hablar del espacio y del tiempo. 

Explicarles que no queda combustible de vuelta que no queda más que perdernos y dejarnos llevar al ritmo de nuestras respiraciones. Y si algún día, si algún día nos hechan de menos solo tienen que mirar a eso que ellos le llaman cielo, aunque yo prefiero llamarlo hogar.

Anuncios

Tan solo hazlo!! 


Alejate de los que te conocen, alejate sin nostalgia luego, dejalos sufrir en los recuerdos y que aprendan a valorarte, si es que lo vales.
Alejate de quienens no dan la iniciativa, alejate de los que no dicen un sincero “que tal?”, peor, que no esperan una respuesta verdadera.
Apaga el móvil por días enteros y no entres a ninguna red social.
Pasea por la calle sin mirar caras, sin pasar por lugares donde crees poder encontrar a algun conocido.
Que no te importe nada de lo que digan, ignora sus respuestas como ignoran las tuyas.
Que tu mirada pase desapersibida, que tu ironia encienda el rencor, que tus manos dejen de hacer obras buenas, deja de sentir dolor.
Enfermate de la vida y no lo expreses más, alejate de todos.
Luego.. enciende el móvil, entra a las redes sociales sin comenzar tu las conversaciones, tarda unos minutos en responder… ves! no hay nadie a quien le importes más.. tal vez un par.. tal vez.. no..
Mensajes a tu móvil y llamadas sin responder, números que no conocias ni sabras de quienes son. Tal vez hay alguien que te extraño… tal vez…no!
y nadie asistirá a tu funeral… quieres probarlo?… tan solo hazlo Cristina!..hazlo!

Ya no soy 


Hoy me di cuenta que las cosas cambian sin que las notes. Hoy me di cuenta que tal vez no todas cambian sólo que antes no las veía como son en verdad y ahora sí.No sé si madurar sea bueno o malo, hoy no lo sé, pues las personas que antes admiraba ahora las veo como cualquier otra persona, como si hubiera perdido de repente la gracia de querer quererlos y quisiera ser una niña ingenua para no tener que sentir nostalgia de los momentos pasados, no sentir la carga de la realidad, no madurar.

Sólo me tengo a mi misma y creo que hasta perdí la admiración que me tenía, esa personalidad sólida… Sabes como me siento? Me siento soberbia, egoísta y una estúpida… si, lo sé eso no es tener buena personalidad…

No quiero vivir el resto de mi vida sola, no quiero depender de alguien y no me detengo al llorar. Por qué?

Porque trato de escapar de mis problemas? (a mi manera) y trato de ser egoísta para que los sentimientos no me afecten como en días pasados, pero al tener la vista empañada de lagrimas no veo ni siquiera lo que llevo dentro y ni siento que me quiero… que tan bajo he caído?… si, ya no puedo saber si he cambiado o no, que ya no se que hacer con lo que siento con lo que pienso y esas palabras que callan mis lagrimas, ya no puedo ni respirar..

A veces suelo sentir que no me comprende nadie, a veces, pero no por las personas que solían hacerlo ya que ellas siempre lo hicieron, pero muchas de ellas ya no lo hacen y ni piensan que eso a veces me afecta.

Que por lo menos reconozcan que me han fallado como si fuera fácil fallarme que ni tienen sentimiento de culpa que son solo “cosas que pasan” luego de haber prometido tanto… como si ellos no pudieran decidir, decidir quererme.

Que por lo menos traten de mostrar cariño de lo poco que sobro o de lo mucho que entregué. Será ese mi error?

Mostrar mis sentimientos más puros sin miedo al dolor. Ser tan confiada en los demás dejar que se aprovechen de mi y fingir estar bien cuando están cerca… Ser dura, cruel y talvez un poco arrogante.

Su mirada me distrae de mi mala actuación y suelo tratarlos como ellos me tratan como si no importara, es más como si no me importaran.

Los recuerdos me rebelan que nada volverá a ser como antes y aunque quisiera matar esa esperanza aun sigue dentro luchando contra mi razón esperando que algún día todo mejore, que ellos no me vuelvan a fallar, que yo sabré perdonar.

Si no me quieres hoy – fingiré que sé te olvido, pero si me quieres mañana – demostraré lo que soy capaz de hacer por alguien como tú, pero se que es inútil.

Ya que las personas que están conmigo solo en los momentos malos y suelen ocurrir muy seguidos pero quiero reír con ellos, con las personas que talvez no admire pero las quiero… como si querer fuera fácil, es mas como si ser querido fuera fácil (si eres verdadero esta de más decirlo, pero yo… pero yo no soy). Quisiera recibir una llamada o un mensaje cuando no lo necesite, cuando no este llorando, cuando simplemente quieran quererme o sepan quien soy.
abstracto de converscion con jeff:
y me miras con esos ojos tan perdidos que no sabes ni a quien ves.. yo te quiero si! te quiero tanto que los recuerdos suelen girar alrededor tuyo que si te pierdo por un momento cierro los ojos y sin planearlo vuelves a mi, pero sigues ahí tan distante y perdido que lo único que queda es decir adiós aunque no reconozcas ahora mi voz..

Quiero sentir que me desangro


Esta noche no se diferencia de las anteriores. 

La luna llena, la mesa llena de papeles, yo con ganas de dormir y tanto que quiero hacer. Quiero caminar sin camino fijo, caminar rápido como si me persiguieran, como si el miedo estuviera atormentándome en cada esquina. Quiero sonreír y no sentir que mis mejillas pesan, que la única forma de sentirme bien es cerrando los ojos. Quiero caer, caer, caer… sentir el viento frio y fuerte. Quiero correr y dejarlo todo mientras suena esa vieja canción que me hace soñar y saltar entre almohadas.

Quiero ser tu quimera, tu deseo, tu única salvación. Quiero que necesites mi sangre, que no quieras herirme y dudes en hacerlo.
Lo poco que uno piensa… el tiempo que no espera… las cosas que aún no he dicho… me jode todo hoy. Sólo bésame el cuello.

Quiero llegar a ser lo que tanto soñé…

Suelo equivocarme siempre en lo mismo y sólo quiero saber si alguien ahí puede oírme.

Todo tiene oportunidad de cambiar y mejorar, ya no entiendo porque esto me sale mal.
Pertenezco a mi propia intersubjetividad y quisiera poder cambiarla, me doy cuenta de esto y más cuando es tarde para despertar si aún mis sueños no han descansado. Soy la poca fe que tengo en mi misma, una ninfa sola por voluntad propia. Solo espero volar pronto lo más cerca del sol y morir en lo alto pues me sobran las ganas de uir de aquí, de dormir por el resto del año. Esperar que el próximo sea mejor

No todo siempre en la vida va a estar bien.

Sola 


Pretendo quedarme en silencio cuando por ti preguntan, prefiero fingir sonriendo que nada me asusta. Y muchos saben, o lo presienten, que no estoy siendo sincera. Y hay algunos que se entristecen porque sali de mi esquema. No intento cambiar acciones que realice, no puedo cambiar la vida que yo acepte. Cuando estoy sola recorro páginas de libros pequeños, leo poemas que desde siempre quise tenerlos. Se que no es bueno sentirme dueña de 20 de ellos, pues ahora Neruda esta inseguro de ” Las cruces de fuego”. Miro de lejos un riachuelo lleno de flores, miro de cerca en el espejo reflejo ajeno y llamaradas de esas que brotan sin más ni menos y cuando las quieres tan solo se pierde como los truenos. Escondo frases en mi cartera, por si te encuentro, recorro bares y tomo fotos para el recuerdo, no encuentro el mundo de ese que habla Ciro Alegría si toda mi vida no he encontrado ” lo ancho y ajeno”. Sueño despierta viendo las nubes como se mueven. Creo estar cerca de esas personas que me quieren. Cierro los ojos no veo nada, no veo a nadie. Siento que Paz-Octavio me ha dejado sola en “la calle”. La esperanza se ha marchado y aun sin verte Becquer suele decir que volverás, aunque no descifro si es que tú o mi vida alegre, son las “oscuras golondrinas” de las que suele hablar. Cierro el libro repitiendo de memoria el “poema de la despedida” de Ángel Buesa, se que es la más hermosa forma de decir adiós. Y aunque no lo entiendas, ni lo recuerdes esa historia fue de las dos. 

Jamás podré perdérte.


Voy a seguir contándote siempre mis cosas ya sabes que un poco a mi manera… Que tardo pero que te las cuento. Valoro siempre que estés ahí para mi, pues eres la mejor parte de mi. Tu siempre me dices … No nos vamos a rendir. Voy a cogerte de la mano como siempre hacemos y saldremos de aquí, de esto, otra vez las dos. Porque solo necesito tu presencia, tu sonrisa, tu mirada. Alguien que me diga que puedo hacerlo. Muchos días necesito un mundo a solas contigo…Tu y yo. El cielo, el mar, o cualquier rincón donde sentarnos, incluso una tímida estrella. Con tus caricias y abrazos me sobra y con tus besos me basta. Nadie me llena como tu lo haces. Me haces feliz. Cada minuto que pasa en mi vida, estoy convencida de que a ti te hicieron a mi medida. Ahora cógeme la mano, y no me sueltes nunca. Agarrarme tan fuerte que sienta que jamás podré perderte.   

Refugio 


Me refugio entre los besos, los abrazos y las cosas que no me dejen pensar.

Me refugio en sensaciones efímeras y fugaces que me otorguen libertad.

En palabras atoradas en medio de mi garganta que no he de pronunciar.

En escusas repetidas que enjuaguen los sentimientos indeseados en mi vida.

Me refugio entre promesas que me hago a mí misma para no volverte a ver.

Me refugio entre los libros, las fiestas y los amigos, lo que me recuerde ser.

Entre música y pintura, la tinta sobre un cuaderno, el arte y la humanidad.

Es el mundo mi refugio de la mente que adolece esta absurda sociedad.